#OSNOSOS

Nuria Blanco: “Este es nuestro año”

 FOTO: RC Deportivo.

FOTO: RC Deportivo.

Desde hace un par de temporadas, el Deportivo apuesta, además de por su primer equipo y la cantera, por el fútbol femenino –amén de la Liga Genuine, en la que se embarcó la pasada campaña-. La buena marcha de ‘las chicas del Dépor’, ha permitido que algunas de ellas brillen, además de con la camiseta blanquiazul, con la de la Selección española, con la que este verano, tres de nuestras jugadoras se han colgado una medalla al cuello: Teresa Abelleira y Malena Mires el oro europeo sub19 y Nuria Blanco plata mundial con la sub20.

Es con esta última con la que hemos charlado tras su incorporación a los entrenamientos y a la competición. Ese segundo escalón del fútbol femenino en el que el Oviedo Moderno parece seguir siendo el rival a batir para conseguir el objetivo del ascenso. “Lleva siendo el coco estos años atrás y el Oviedo lleva ya un montón de años ascendiendo y descendiendo. Nosotras este año iremos a por todas y creo que es nuestro año”, sentencia antes de hacer hincapié en el buen ambiente que hay dentro de un vestuario que se ha convertido en una auténtica piña. “Se ha construido una buena base, solo que los resultados no fueron los esperados. Este año creo que se está haciendo equipo para ascender, que es lo que se intenta conseguir”, añade la joven de Milladoiro.

Blanco lleva toda la vida dándole a la pelota: “Yo jugaba con niños y lo que me gustaba era jugar, sin más. Cuando fui creciendo, sí tenía ganas de llegar a un equipo grande y, cuando se creo el Dépor, esperaba una de esas llamadas y llegó”. Precisamente en esos primeros toques de balón junto a los chicos, encontró la mayor de las satisfacciones que ha tenido en un terreno de juego: “Sentirme dentro del campo, sobre todo cuando jugaba con los chicos, sentirme querida. Porque en aquellos tiempos, igual no estaba tan bien visto que una niña jugase contra todo chicos, y yo sentí la satisfacción de que nadie mirase mal o hiciese comentarios poco apropiados”.

nuria-blanco-instagram.jpg

Para ella, el fútbol es el eje sobre el que gira su vida. No se imagina una vida alejada de los terrenos de juego. Sin embargo, es consciente de que hay que formarse por si un día no puede vivir de esto. Por eso, cursa estudios de Educación Infantil: “Llevó compaginando el fútbol y los estudios casi toda mi vida. Llega un momento en el que se te hace un poco más difícil y tienes que elegir una de las dos cosas por encima. Yo, a nivel futbolístico, creo que estoy llevándolo bastante bien. He puesto un paso por encima el fútbol, pero nunca he dejado los estudios”.

Asegura que echa de menos el reconocimiento que tienen los hombres en este deporte y que, a pesar de las diferencias que hay en los salarios, nunca se ha preocupado por el aspecto económico: “Nunca me paré a pensar en el dinero, porque con lo que tengo, me apaño y no le doy tanto valor como el que se nos dé a ver más”. De quien sí valora el reconocimiento es de la parroquia deportivista: “Tanto dentro como fuera del campo estamos muy contentas por la gente que tenemos detrás, que nos viene a ver cada partido y que, en todo momento, se preocupa por nosotras. Somos las chicas del Dépor y eso se valora”.

A sus 19 años, acaba de decir adiós a las categorías de la Selección española, pero, ambiciosa como es, trabajará por dar el salto a la absoluta antes o después. Y el Deportivo será clave para cumplir el sueño de esa niña que jugaba con los chicos y que, hoy, es un referente de nuestro equipo femenino.